¿Pueden tus redes sociales hacerte perder oportunidades de trabajo?

¿Pueden tus redes sociales hacerte perder oportunidades de trabajo?

Todos usamos las redes sociales en nuestro día a día para relacionarnos con amigos, conocidos, parientes… También les podemos dar un uso más profesional, tanto en las redes generalistas como en las más específicas, dedicadas a los negocios, las empresas y las relaciones con colegas de profesión. La pregunta es, ¿son tan buenas para ti? ¿Pueden volverse en tu contra? Te lo contamos.

 

El uso de las redes sociales en los procesos de selección de personal es ya algo tan común como lo es el currículum. Tus redes sociales te definen, en cierta medida, y permiten que otras personas (reclutadores en este caso) investiguen aspectos de tu vida, forma de ser, carácter, ideas…

Esto puede ser bueno o puede ser perjudicial para ti como candidato. En un proceso de selección se va a examinar tu marca personal, además de tus competencias y las habilidades que estén relacionadas con el puesto de trabajo al que aplicas.

La marca personal es la forma en que te perciben el resto de las personas gracias a cada acción que hagas, comuniques y transmitas a diario. Esto es cierto tanto para el mundo offline como para tu actividad digital, ya sea en las redes sociales o con tu presencia en Internet (que puedes revisar buscándote en Google, por ejemplo).

Es importante que sepas crear tu marca personal y que la incluyas como parte de tu estrategia para conseguir un trabajo.

 

¿Cómo pueden las redes sociales ayudarte en un proceso de selección de personal?

Las redes sociales son sólo una de las cosas que se revisan o se tienen en cuenta en un proceso de selección de personal. Las otras, muchas veces más importantes, son el Curriculum Vitae, la entrevista personal o los diferentes test y pruebas que se pueden plantear.

El reclutador que consulta las redes sociales del candidato puede buscar muchas cosas. Dependiendo de la red social que sea, buscará unas u otras, pero el denominador común es que buscan saber más acerca de tu personalidad, tus gustos y tus preferencias.

Aprovechar el poder de las redes sociales es muy efectivo para conseguir trabajo. Lo ideal es que trabajes los perfiles que te interesa destacar en el terreno profesional, y para ello te enlazamos un artículo en el que lo explicamos todo sobre el networking con Twitter.

Asegúrate de mostrar tu cara más amable en las redes. También puedes entrar en contacto con profesionales, compañeros o referentes en tu campo, aunque no hay nada de malo en utilizar las redes exclusivamente en el terreno personal.

Las fotos que subes dicen mucho de ti, aunque no lo parezca. Los selfies y las fotos de tus actividades ayudan a entender cómo es tu personalidad, pero los comentarios y cómo interactúas con quienes te hablan dice mucho sobre tu capacidad para relacionarte con los demás.

Lo que dice de ti tu perfil en Facebook

Facebook es una de las redes sociales favoritas de los reclutadores porque aporta mucha información que, a priori, ni siquiera sabes que existe. Es una red en la que prima el contenido personal y multimedia, pero también se pueden encontrar datos acerca de dónde has trabajado antes, lugares a los que has viajado, qué cosas (marcas, actividades, ocio) te interesan y mucho más.

Twitter dice mucho sobre tus opiniones y valores

Twitter es una red social más conversacional, por así decirlo. Sí, se pueden compartir fotografías y demás, pero lo que más haces en Twitter es opinar, hablar, compartir (mediante los RT) y dar fe de tus gustos (con el corazón). Los reclutadores se fijan en a quién sigues, qué te gusta, las listas que has creado y muchas otras cosas.

LinkedIn, la red social profesional por excelencia

LinkedIn es el lugar en el que crear el perfil más profesional posible. Es la red más apropiada para ello y puede ser equivalente a un buen CV a ojos de un reclutador. Es muy posible que la tengan en cuenta de cara al proceso de selección, pero es en la que menos personalidad vas a mostrar de manera natural.

¿Pueden descartarte de un proceso de selección por tus redes sociales?

Todo lo dicho hasta ahora se refiere a la parte positiva de las redes sociales, es decir, a cómo te pueden ayudar a encajar en una cultura empresarial, cómo pueden mostrar tu personalidad y todo lo positivo que se puede extraer de ti como persona.

Sin embargo, las redes sociales también pueden mostrar otros aspectos de tu personalidad que no son tan bien recibidos en las empresas. Si eres una persona beligerante, o intransigente en algunos temas, esto puede ser anotado como un punto negativo.

No es que sean faltas graves de tarjeta roja, pero todo suma. Sobre todo si una opinión o una discusión choca frontalmente con la cultura de la empresa, o con sus valores.

Lo mismo sucede con las fotos, que pueden ser vistas como algo no tan positivo si todas son de fiestas excesivas, si las hay que contengan gamberradas o faltas de respeto.

Como es natural, todo dependerá del alcance, de la vehemencia de las opiniones o de la gravedad de lo que se pueda ver en las redes sociales. No siempre se va a descartar a un candidato por lo que se vea en las redes sociales, pero sí, es posible que suceda.

Compartilo