Posturas corporales correctas en el trabajo y estudio virtual

Posturas corporales correctas en el trabajo y estudio virtual

Ahora que internet es el entorno donde se realiza la mayor parte de nuestro trabajo y, a veces, también nuestras jornadas de estudio, es importante conocer cuáles son las posturas corporales correctas frente al ordenador. Sentarse durante largas horas en una posición inadecuada puede derivar en serios problemas musculares que, afortunadamente, aún estás a tiempo de evitar.

 

¿Cuáles son las posturas corporales correctas frente a la computadora?

Clases online, trabajos de grupo que se desarrollan en línea, proyectos de investigación colaborativa que avanzan gracias a las videoconferencias e incluso teletrabajo son realidades que han protagonizado los últimos meses de nuestra vida.

Quizás ya lo hayas notado en tu espalda, o en tus cervicales. Si es el caso, seguramente no estés adoptando las posturas corporales correctas frente al ordenador. Toma nota de estos consejos y verás que no tardas en sentarte y sentirte mejor:

  • Sentarse con la espalda recta (sin encorvarse), los hombros hacia atrás y los glúteos alineados con el extremo posterior del asiento.
  • Mantener el cuello y la cabeza en ángulo recto con las orejas alineadas con los hombros. El motivo es que inclinar la cabeza hacia adelante solo 15 grados duplica la cantidad de presión sobre el cuello, puesto que el efecto es el de multiplicar por dos el peso de la cabeza.
  • Evitar apoyarse en cualquier lado. Mantener las caderas uniformes para distribuir el peso del cuerpo.
  • Doblar las rodillas en un ángulo de 90 grados y mantenerlas niveladas o ligeramente más abajo que las caderas.
  • Dejar un pequeño espacio entre la parte inferior de los muslos y el borde del asiento. Esto ayuda a reducir la acumulación de presión en esa parte.
  • Mantener ambos pies apoyados en el piso o sobre un reposapiés si no se llega bien al suelo.
  • No sentarse con las piernas cruzadas, ya que hacerlo restringe el flujo sanguíneo.
  • Evitar sentarse durante más de 30 minutos seguidos.

Estas recomendaciones para mantener las posturas corporales correctas frente al ordenador son aplicables a sentarse en general, ya sea en una silla de oficina, en una silla de madera o en un taburete de cocina.

 

Buena postura sentada en tiempos de virtualidad

Si se está sentado frente a un ordenador durante varias horas al día, ya sea por motivo de estudios o trabajo, hay otras cosas a tener en cuenta, como la distancia óptima entre los ojos y el monitor o la posición de los brazos. En concreto, habría que tener en cuenta:

Posiciones del cuello y el monitor

  • Colocar el monitor de modo que la primera línea de texto en la pantalla esté al nivel de los ojos.
  • El cuello tener el monitor directamente enfrente para evitar tener que hacer giros.
  • El monitor debe colocarse a una distancia de la longitud de los brazos o entre 50 y 70 cm de distancia.
  • Al hablar por teléfono, utilizar la función de auricular o altavoz. Nunca sostener el teléfono entre las orejas y los hombros, ya que hacerlo puede provocar distensiones musculares.

Posiciones del cuerpo y la silla

  • Maximizar el contacto de la espalda contra el respaldo de la silla. Usar una almohada lumbar si es necesario.
  • Ajustar el respaldo de la silla de oficina para que esté reclinada entre 100 y 110 grados. Un ángulo reclinado reduce la presión espinal.
  • Los hombros deben estar relajados.

Posiciones de teclado y brazos

  • Ajustar la altura de los reposabrazos de modo que los codos queden en un ángulo abierto de 100 a 110 grados.
  • Colocar el teclado en una ligera inclinación negativa si se está sentado en posición vertical.
  • Al escribir, las manos deben estar ligeramente más bajas que los codos, con los dedos apuntando hacia abajo o hacia el suelo.
  • Utilizar un reposamanos de teclado si es necesario cuando no se esté escribiendo.

Si memorizas estas posturas corporales correctas y las pones en práctica en tu día a día evitarás dolores de espalda y problemas musculares. La fatiga de las largas jornadas de estudio se reducirá y ello aumentará tu productividad. Aplica estos consejos también para el teletrabajo.

 

 

 

 

 

Fuente: Universia

Compartilo