Mejora tu memoria con estos trucos

Mejora tu memoria con estos trucos

Para superar con éxito el curso recién empezado es importante dedicar tiempo a estudiar. Llevar las asignaturas al día, tratar de no acumular temario y hacer los trabajos en tiempo que granjearán resultados positivos al final de cada semestre.

Las tareas anteriores son más sencillas de llevar a cabo si cuentas con una buena memoria, una de esas que te permiten retener información de manera sencilla para después utilizarla a placer, tanto en exámenes como en exposiciones orales o para la elaboración de trabajos académicos.

Pero, antes de avanzar, definamos qué es la memoria. Según la Real Academia Española (RAE), es la “facultad psíquica por medio de la cual se retiene y recuerda el pasado”. Es una posibilidad de recuperar olores, imágenes, sensaciones e información variada que conocimos en algún momento de nuestra vida.

Existen diferentes tipos de memoria: corto, medio y largo plazo, fotográfica, olfativa, procedimental, etc. Todas ellas están interconectadas para ofrecernos en bandeja de plata los datos o detalles que queremos recordar.

Lo bueno de la memoria es que se puede ejercitar, es como un músculo. Igual que vas al gimnasio y poco a poco sientes como mejora tu estado físico, si entrenas con constancia tu capacidad de retentiva lograrás ampliarla y fortalecerla. ¿Quieres saber cómo?

1). Ondas alfa. Impulsan el potencial de nuestra mente y, por consiguiente, la capacidad de concentración y la memoria. Funcionan como impulsos eléctricos que conectan las neuronas, despertando el cerebro y permitiendo que se empape mejor de los conceptos. En internet encontrarás música con ondas alfa; ponla de fondo mientras estudias y comprueba por ti mismo su efecto.

2). Dibujar. No hace falta que sea nada complicado, basta con que mientras estudias escribas o hagas dibujos que ilustren el contenido. Si lo pones en práctica verás que te obligas a prestar atención a los detalles y que los retienes sin esfuerzo.

3). Sueño suficiente y de calidad. Aunque parezca una obviedad es algo que no se debe pasar por alto. Para que el cerebro funcione y sea capaz de retener la información de forma eficiente es imprescindible dormir entre 7 y 8 horas diarias.

4). Música clásica. Diversos estudios, entre ellos de la Universidad de Harvard, han demostrado la capacidad que este tipo de música tiene en los sentidos y en la mente. Además de permitirte relajarte después de un duro día de estudio, te ayudará a concentrarte.

5). Alimentos nutritivos. No se trata de comer, se trata de nutrirse. El sueño y la alimentación funcionan como gasolina para la mente, pero solo si se aplican de la manera correcta. Descansar el tiempo suficiente y apostar por alimentos sanos y variados harán que los conceptos se asienten mejor en tu cabeza.

6). Deporte y actividades mecánicas. Una forma eficaz de consolidar la información es repasarla mentalmente mientras haces alguna tarea que no te exija pensar en nada más. Por ejemplo, ir al gimnasio, caminar, fregar los platos, ducharte…

¿Te animas a poner en práctica estos consejos para mejorar tu memoria?

Compartilo