Las 10 mejores opciones para hacer plata por Internet en 2021

Las 10 mejores opciones para hacer plata por Internet en 2021

Las ventajas de las profesiones y negocios online

Mi objetivo con Vivir al Máximo es ayudarte a crear una vida a tu medida, sea lo que sea que eso signifique para ti.

Puede que en tu caso sea tener un trabajo que te llene, que te permita llevar un buen nivel de vida y en el que puedas tomarte 3 meses de vacaciones al año.

A lo mejor tu prioridad es tu familia, y lo que quieres es poder llevar a tus hijos al colegio y tener tiempo libre para jugar con ellos todas las tardes.

O quizá tu sueño sea tener libertad geográfica y vivir viajando, como hice yo en su día.

Como digo, la definición de «una vida a tu medida» es algo personal.

Pero en mi experiencia, busques lo que busques, las profesiones y negocios que te permiten ganar dinero online son una de las mejores opciones para llegar hasta allí porque tienen una serie de ventajas que no ofrecen los negocios y empleos tradicionales, como por ejemplo…

  • Libertad geográfica
  • Flexibilidad de horarios
  • Ingresos desligados del tiempo
  • Bajos costes para empezar

Además, no requieren títulos oficiales, que vayas a la universidad o que te formes durante años.

Desgraciadamente, a pesar de que ganarse la vida (o generar unos ingresos extra) a través de Internet es una gran oportunidad, muy poca gente toma este camino porque ni siquiera sabe que existe.

Por eso, en este post quiero explicarte cuáles son las mejores profesiones y negocios online para ganar dinero por Internet en 2021, qué ventajas e inconvenientes tiene cada una de ellas, y qué necesitas para empezar.

Y por si fuera poco, te pondré ejemplos reales de personas que han recorrido esos caminos con éxito para que te sirvan de inspiración, y compartiré contigo los mejores recursos para que puedas seguir sus pasos.

¿Listo? Pues vamos a ello

 

Cómo ganar dinero por Internet: las 13 mejores formas de lograrlo

1. Crear un blog personal y monetizarlo

 

Qué es un blog y cómo se puede ganar dinero con él

Un blog es un tipo de página web en el que su autor publica de manera regular contenidos sobre una temática concreta: desarrollo personal, marketing, videojuegos, pesca… o cualquier otra cosa que te puedas imaginar.

A diferencia de otros modelos de negocio como las páginas nicho, donde el objetivo es conseguir la mayor cantidad de tráfico posible, la clave para monetizar un blog es crear una audiencia de lectores que te lean semana tras semana.

Para ello, necesitas publicar artículos, vídeos o podcasts que traigan visitas a tu web, y luego conseguir que esas visitas se suscriban a tu lista de correo para que puedas informarles cada vez que publiques algo nuevo.

De esta manera, esos usuarios dejarán de ser lectores ocasionales y se convertirán en suscriptores.

A base de leerte todas las semanas, tus suscriptores empezarán a verte como un amigo y un experto en tu sector, lo que al cabo de un tiempo te permitirá generar ingresos de distintas maneras:

  • Vendiéndoles un servicio
  • Vendiéndoles un infoproducto
  • Ofreciéndoles productos de un tercero como afiliado
  • Poniendo anuncios de Google Adsense o de otra red de publicidad

Dicho esto, lo más probable es que no tengas que elegir cómo monetizar tu blog, sino que sean tus propios lectores con sus mensajes y comentarios los que te cuenten qué problemas tienen y qué es lo que les debes vender para ayudarles.

Qué necesitas para crear un blog y monetizarlo

Construir una audiencia desde cero es una tarea que lleva tiempo.

Por eso, para crear un blog y monetizarlo con éxito necesitas encontrar una temática que te guste tanto como para publicar contenidos sobre ella de manera regular.

Además, esos contenidos no pueden ser contenidos cualquiera, así que tendrás que aprender a crear contenidos de calidad, que realmente aporten valor a los lectores que quieres atraer.

Afortunadamente, no hace falta que tengas millones de suscriptores ni alcances el estatus de influencer para poder vivir de tu blog. Con 1.000 fans verdaderos es suficiente.

Te adelanto también que crear una audiencia es una tarea social, que requiere de una interacción continua con otras personas.

Eso significa que te tiene que gustar responder comentarios, contestar a los e-mails de tus seguidores y tener una vocación real por ayudarles (y aguantar a algún que otro troll).

En cuanto a la parte técnica, no te preocupes por ella.

No es lo más importante, y puedes aprender a gestionarla fácilmente o contratar a alguien que se encargue de eso 🙂

Recursos para crear tu blog

 

2. Trabajar como copywriter

 

En qué consiste el trabajo de un copywriter

Un copywriter es un profesional que se dedica a escribir textos que tienen como objetivo conseguir que quien los lea haga algo: visitar una web, hacer clic en un botón, registrarse a una newsletter, comprar un producto…

Esos textos incluyen…

  • Artículos para un blog u otra publicación online
  • Páginas de Inicio
  • Páginas “Sobre mí” o “Acerca de”
  • Páginas para capturar e-mails (squeeze pages)
  • Páginas de venta
  • Anuncios de Facebook
  • E-mails para lanzamientos
  • Embudos de conversión (funnels)

… y un largo etcétera

Mucha gente confunde la profesión de copywriter con la de redactor o periodista, pero son cosas distintas.

La diferencia está en que un copy escribe con la intención de persuadir a quien lee sus textos para que realice una acción determinada, mientras que un redactor o un periodista escribe tan solo con el objetivo de informar o entretener.

Eso hace que la profesión de copywriter esté mucho más valorada en el mercado laboral y que sea una opción perfecta para crear una vida a tu medida.

Qué necesitas para trabajar como copywriter

Contrario a lo que piensa mucha gente, para trabajar como copywriter no necesitas ser una persona creativa.

Y es que para redactar el tipo de textos que crea un copy sólo tienes que hacer dos cosas:

  1. Investigar (sobre el cliente para el que trabajas, sobre el producto que quieres vender, sobre la audiencia a la que te diriges…)
  2. Aplicar la fórmula correspondiente

Por supuesto, también te tiene que encantar escribir, porque vas a escribir un montón.

Pero no necesitas ser Vargas Llosa ni tener ningún talento especial.

Recursos para convertirte en copywriter

 

 

3. Trabajar como trafficker digital

 

En qué consiste la profesión de trafficker digital

Un trafficker digital es un especialista en publicidad online.

Su principal labor es la de crear campañas de anuncios en Facebook, Instagram, YouTube y demás redes con el objetivo de ayudar a autónomos y pequeños negocios a conseguir más clientes.

Eso suele incluir tareas como…

  • Escribir el copy de los anuncios
  • Elegir las imágenes o vídeos a usar
  • Diseñar la oferta junto al cliente
  • Crear la landing page a la que enviar a los usuarios
  • Crear un pequeño embudo de ventas
  • Analizar los resultados de las campañas
  • Hacer las optimizaciones que sean necesarias

Como ves, un trafficker no sólo se dedica a crear campañas de publicidad, sino que su labor va mucho más allá.

Qué necesitas para trabajar como trafficker digital

Obviamente, para poder trabajar como trafficker digital necesitarás aprender a crear, gestionar y analizar campañas de publicidad.

¡Pero ojo! No campañas de todo tipo, sino sólo el tipo de campañas necesarias para ayudar a autónomos y pequeños negocios a conseguir clientes.

De igual manera, tampoco hace falta que domines la publicidad en todas las plataformas que existen. Únicamente necesitas saber crear campañas en la red en la que decidas especializarte.

Esto es clave, porque significa que puedes formarte como trafficker y empezar a dar servicio a clientes reales en cuestión de 2-3 meses.

Además de eso, si quieres ser trafficker, es conveniente que te guste analizar e interpretar datos y que seas capaz de escribir bien, porque son tareas que tendrás que hacer bastante.

Recursos para convertirte en trafficker digital

 

 

4. Crear páginas nicho de afiliados

 

Qué es y cómo se gana dinero con una página nicho

Una página nicho, como su nombre indica, es una web sobre una temática o nicho muy concreto. Por ejemplo, productos de buceo o información sobre dinosaurios.

El funcionamiento de este modelo de negocio es muy sencillo:

  1. Montas la web
  2. Creas contenidos sobre la temática que has elegido
  3. Utilizas técnicas de SEO (optimización en buscadores, o Search Engine Optimization en inglés) para posicionar esos contenidos en las primeras posiciones de Google y de esta manera conseguir tráfico
  4. Una vez que tienes tráfico, generas ingresos usando una de las distintas estrategias de monetización que existen

De todas las maneras posibles de ganar dinero con una página nicho (Google Adsense, CPA, anunciantes privados, etc.), mi favorita es el marketing de afiliados o marketing de afiliación, que consiste en promocionar productos a cambio de una comisión por venta.

Por ejemplo, imagínate que has creado una página nicho sobre cafeteras.

En ese caso, podrías registrarte en el programa de afiliados de Amazon y, en tu artículo sobre las mejores cafeteras de cápsulas, cada vez que mencionas un modelo de cafetera, podrías incluir un «enlace de afiliado» que lleve a la página de Amazon del producto.

Un enlace de afiliado funciona como un enlace normal, pero lleva un identificador tuyo. De esta manera, cuando un usuario hace clic en él Amazon sabe que viene de tu parte, y si esa persona acaba comprando algo en las siguientes 24 horas tú te llevas una comisión.

Hay muchas tiendas online que tienen programa de afiliados, pero el de Amazon es el más popular debido a la gran variedad de productos que ofrece en su web y a que la mayoría de la gente ya está acostumbrada a comprar allí.

Qué necesitas para crear una página nicho

Para crear una página nicho no necesitas grandes conocimientos técnicos.

Lo único que necesitas es…

  • Saber identificar un nicho rentable en el que meterte
  • Aprender a crear y configurar una web, que hoy en día con plataformas como WordPress es bastante sencillo
  • Ser capaz de crear contenidos de calidad regularmente (al menos al principio, hasta que la web funcione sola o ganes lo suficiente como para delegarlo)
  • Tener unos conocimientos básicos de SEO para saber qué contenidos crear y conseguir que se posicionen en los primeros puestos de Google

Aunque los primeros meses tendrás que trabajar duro para montar la web, escribir los primeros artículos y posicionarlos, una vez que una página nicho empieza a recibir tráfico de manera estable se convierte en una fuente de ingresos bastante pasiva.

No tienes que seguir publicando todas las semanas como en un blog.

Por eso elegí este modelo de negocio cuando empecé: porque podía compatibilizarlo fácilmente con mi trabajo.

Recursos para crear una página nicho

 

5. Vender cosas hechas a mano por Internet (crafter)

 

En qué consiste la profesión de crafter

Un crafter es un profesional que se dedica a diseñar –y normalmente también a crear– cosas hechas a mano, y que las vende a través de Internet.

Eso incluye ropa, joyas y accesorios, muebles, juguetes, arte, decoración… y cualquier otro tipo de producto que te puedas imaginar, incluidos productos digitales como ilustraciones, fotografías o caricaturas.

La mayoría de crafters no venden sus creaciones directamente a través de su propia tienda online, sino que lo hacen a través de plataformas especializadas, lo cual les facilita mucho el trabajo y les permite llegar a millones de personas de todo el mundo.

Qué necesitas para vender productos hechos a mano por Internet

Si quieres trabajar como crafter necesitas ser una persona creativa y tener un producto único que esté diseñado por ti y que fabriques tú (o alguien de tu equipo) de manera artesanal.

Puede ser un producto físico o digital, pero tiene que ser handmade, de diseño o vintage.

(Revender productos que ha diseñado y creado otra persona también es una posibilidad. Sin embargo, es una profesión totalmente diferente a la de crafter).

Además de tener un producto, debes ser capaz de venderlo por Internet.

Y como te decía antes, la mejor manera de hacer esto es aprendiendo a usar una de las plataformas especializadas que existen, como por ejemplo Etsy.

De esta manera no tendrás que preocuparte de crear tu propio e-commerce ni de conseguir atraer tráfico a tu web.

Por último, para que te vaya bien tu producto tiene que ser bueno.

Hay un montón de gente que tiene como hobbie las manualidades y las artesanías, pero si pretendes convertirlo en tu profesión o en una fuente de ingresos adicionales, necesitarás un mínimo de calidad y talento.

Recursos para vender productos hechos a mano por Internet

 

 

6. Trabajar como programador

 

En qué consiste el trabajo de un programador

Un programador es un profesional que se dedica a crear software y aplicaciones.

Lo hace escribiendo código en uno o varios de los distintos lenguajes de programación que existen: Javascript, Phyton, Go, Java, C++, etc.

Aunque la tarea principal de un programador es la de programar, normalmente también se encarga de diseñar nuevas features, crear tests, corregir errores y escribir documentación.

La profesión de programador se puede ejercer como empleado o como freelance, y se puede realizar 100% por Internet, y aunque todavía hay muchas empresas que siguen obligando a sus programadores a ir a la oficina, es uno de los sectores más abiertos al trabajo remoto ahora mismo.

Qué necesitas para trabajar como programador

Todavía hay mucha gente que cree que para trabajar como programador necesitas ir 4 años a la universidad y sacarte la carrera de Ingeniería Informática, pero no es el caso.

De hecho, no necesitas ni dedicar 2 años a hacer un módulo de FP.

Los programadores están tan demandados hoy en día que han surgido unos cursos intensivos de programación llamados bootcamp que te preparan para entrar a trabajar como programador junior en tan solo 3-6 meses.

Y no sólo están teniendo un éxito tremendo, sino que funcionan.

Lo sé porque mi novia hizo uno de estos cursos en 2018, y tanto ella como todos sus compañeros encontraron trabajo en tan solo un par de semanas.

En caso de que estés interesado, lo más famosos son Ironhack y Lambda School.

Dicho esto, te aviso de que programar no es para todo el mundo.

Igual que para ser un buen arquitecto necesitas tener inteligencia espacial y ser capaz de «ver» los ángulos en tu cabeza, para ser programador necesitas ser capaz de pensar de una manera lógica y estructurada.

Si no es tu caso, no digo que no puedas convertirte en programador, pero te va a costar mucho.

Recursos para convertirte en programador

 

 

7. Trabajar como asistente virtual

 

Qué es un asistente virtual

Un asistente virtual (AV, VA o Virtual Assistant) es un profesional que se dedica a ayudar a bloggers, emprendedores digitales o empresas con todo tipo de tareas no técnicas.

En última instancia, un asistente virtual es un solucionador de problemas.

Alguien que se encarga de hacerle la vida más fácil a otra persona para que no pierda el tiempo con actividades que están fuera de su zona de genialidad y pueda dedicarse a lo que de verdad se le da bien.

Las tareas concretas que realiza un asistente virtual varían mucho dependiendo de las necesidades de la empresa y del emprendedor para el que trabaje, pero normalmente suele ser una combinación de…

  • Soporte y atención a clientes/comunidad a través del e-mail
  • Gestión de redes sociales
  • Facturación
  • Contabilidad básica
  • Diseño de imágenes y presentaciones (sencillo)
  • Edición de podcasts y vídeos
  • Recopilación y medición de datos
  • Soporte en webinars y cursos
  • Recopilación y análisis de feedback de lectores y clientes
  • Recopilación de testimonios
  • Gestión de campañas de afiliados
  • Gestión de afiliados y proveedores
  • Documentación de procesos
  • Maquetación y programación de e-mails, posts y newsletters
  • Gestión de agenda
  • Planificación y organización de viajes
  • Investigación y recopilación de información
  • Organización de eventos

En general, se trata de una profesión muy polivalente, que requiere que seas capaz de realizar tareas diferentes.

Qué necesitas para trabajar como asistente virtual

Para trabajar como asistente virtual no necesitas conocimientos técnicos.

No necesitas saber programar, diseñar, ni usar herramientas concretas.

Lo que sí que necesitas es tener altas dosis de espabilismo.

Necesitas ser capaz de aprender rápidamente a hacer cualquier tarea que te asignen y acostumbrarte a buscarte la vida cuando te encuentres un problema que no sabes cómo solucionar.

Además, tienes que ser una persona empática, organizada, con una gran atención al detalle y buen comunicador, y no te debe importar estar en segundo plano y dedicarte a apoyar desde las sombras a un gran emprendedor.

Recursos para convertirte en asistente virtual

 

8. Dar clases particulares como profesor online

 

En qué consiste el trabajo de un profesor particular online

El trabajo de un profesor particular no tiene ningún misterio.

Es una persona que se prepara una clase, se reúne con el alumno una o varias veces por semana en su casa, en la del profesor o en una academia, y le enseña lo que tenía planeado.

Pues bien: un profesor particular online hace exactamente lo mismo, pero en vez de hacerlo cara a cara como se ha hecho siempre, lo hace por Internet, utilizando un ordenador o tablet y un software especializado.

Esto es más cómodo para el alumno y para el profesor, que no tienen que desplazarse, y muchas veces es hasta más didáctico, porque la clase se puede grabar fácilmente y el profesor puede usar material multimedia para enseñar.

Qué necesitas para dar clases particulares como profesor online

El requisito más importante para trabajar como profesor particular es que te conozcas como la palma de tu mano el contenido que vas a enseñar.

Por ejemplo, si ayudas a los alumnos a preparar el examen de selectividad de matemáticas, deberías saber cómo es ese examen, qué tipo de preguntas caen, el mejor método para responder cada una de ellas y la manera más fácil de aprenderlo.

Y si enseñas tu idioma materno, no es suficiente con que sepas hablarlo y escribirlo correctamente, sino que también necesitas conocer las distintas reglas gramaticales y cómo explicárselas a otra persona.

Sé que esto puede parecer obvio, pero la triste realidad es que muchos profesores no se saben bien sus contenidos, porque es algo que aprendieron hace tiempo o que nunca han enseñado, y eso no puede ser.

Además de dominar tus contenidos, para ser un buen profesor particular tienes que ser una persona empática, capaz de entender y conectar con tus alumnos, ya que si no les caes bien no te volverán a llamar.

Por último, al tratarse de clases online necesitarás tener un portátil o una tablet con buena conexión a Internet, software de vídeo conferencia, y posiblemente un lápiz digital para poder escribir, pero por suerte esto es algo que está al alcance de todo el mundo a día de hoy.

Recursos para vivir de dar clases particulares como profesor online

 

 

9. Vender cursos online (infoproductor)

 

Cómo funciona un curso online

Un curso online es una formación que se puede realizar 100% a través de Internet.

Normalmente se compone de una serie de vídeos agrupados por módulos y lecciones que vienen acompañados de hojas de trabajo y otro material adicional.

Además, algunos cursos incluyen tutores, sesiones de preguntas y respuestas con el profesor, e incluso una comunidad para que los alumnos puedan interaccionar entre ellos.

Todos esos contenidos están subidos a una web y protegidos con contraseña, de manera que sólo los alumnos que hayan comprado el curso puedan acceder a ellos.

Los cursos online tienen muchas ventajas sobre las formaciones presenciales:

  • Sólo tienes que grabarlos una vez y puedes venderlos durante años
  • Pueden apuntarse a ellos personas de todo el mundo
  • No tienen límite de alumnos
  • Tienen un margen de beneficios inmenso porque el coste por alumnos es muy bajo
  • Escalan muy bien

Eso los convierte en uno de los modelos de negocio más atractivos que existen hoy en día.

Qué necesitas para dedicarte a vender cursos online

Lo principal para poder dedicarte a la venta de cursos online es tener algo que enseñar.

Y no puede ser cualquier cosa…

Tienen que ser unos conocimientos que permitan a un grupo de personas determinado resolver un problema doloroso o satisfacer un deseo profundo.

Una vez que tengas algo interesante que enseñar, necesitas convertir esos conocimientos en un curso que tenga la capacidad de llevar a los futuros alumnos de un punto A en el que están ahora a un punto B en el que hayan solucionado ese problema que tienen o hayan conseguido ese objetivo que desean.

Para ello, tendrás que organizar tus conocimientos en una hoja de ruta paso a paso, crear los vídeos y el material correspondiente, y subir todo ese contenido a una plataforma online.

Por último, tendrás que crear los materiales de marketing para promocionar y vender el curso (página de ventas, training gratuito, embudo de ventas…), y llegar a potenciales clientes a través de tu lista de correo –si tienes una– o por otros medios como la publicidad.

Como ves, diseñar y vender un curso online es complicado, porque necesitas hacer muchas cosas que además requieren habilidades muy variadas.

Por eso, en el último año han surgido agencias de lanzamiento como La Agencia Online o Trebol Digital, que son empresas que te ayudan a crear y vender tu curso online.

Tú sólo tienes que grabar los vídeos y crear los materiales formativos (con su asesoramiento, por supuesto), y ellos se encargan de la parte técnica y de venderlo a cambio de un 50% de los beneficios.

Teniendo en cuenta que un buen lanzamiento puede generar unos beneficios de varios cientos de miles de euros, es una opción muy interesante para aquellas personas que tengan unos conocimientos que puedan ayudar a otras personas pero que no tengan ni idea de marketing digital.

Recursos para crear y vender cursos online

 

 

10. Vender productos físicos mediante dropshipping

 

Cómo funciona el dropshipping

El dropshpping es un sistema que te permite tener tu propia tienda online sin necesidad de gestionar un inventario ni enviar los pedidos a tus clientes.

La idea es la siguiente:

  1. Creas una web en la que ofreces los productos de uno o más proveedores
  2. La gente visita esa web y algunos usuarios compran tus productos
  3. Cada vez que un cliente te compra un producto, tú se lo compras a tu proveedor a un precio reducido y le pides que lo envíe a la dirección de ese cliente
  4. El proveedor envía el producto al cliente de forma anónima
  5. Tu cliente recibe en su casa el producto que ha comprado

Como ves, con el dropshipping te evitas el mayor riesgo de empezar un e-commerce convencional, que es invertir una gran suma de dinero en productos que no sabes si vas a vender.

Además, no necesitas preocuparte de tareas que suelen ser problemáticas, como almacenar esos productos, preparar los paquetes o ir a correos a enviarlos.

Tú sólo tienes que montar la tienda online, seleccionar buenos productos para vender y encontrar clientes que los compren.

Nada más.

Qué necesitas para hacer dropshipping

Para ganar dinero por Internet con dropshipping, lo primero que tienes que hacer es elegir qué productos vas a vender y encontrar a fabricantes o proveedores serios con los que trabajar.

La mayoría de la gente falla en este punto, y se limitan a ofrecer en su e-commerce productos de AliExpress con el precio inflado.

El problema es que los proveedores chinos no siempre son de fiar, y aunque encuentres a algunos que sí lo sean, tus clientes no quedarán muy satisfechos porque tendrán que esperar varias semanas para recibir su pedido.

Afortunadamente, hay vida más allá de China, y es posible localizar a proveedores de calidad en España y en Europa.

Por ejemplo, yo pido mucho a una tienda de jamón que se llama Iberuss y que funciona con dropshipping.

Venden productos muy buenos, y cuando los compras te los envía directamente el proveedor desde la fábrica, pero en este caso llegan siempre rápido y sin problemas.

Una vez que tienes los productos y los proveedores, el siguiente paso es montar la web del e-commerce que, aunque no lo creas, es la parte más fácil.

Hoy en día tienes plataformas como Shopify que te permiten crear una tienda online profesional en cuestión de horas y sin conocimientos técnicos, así que no te preocupes por esto.

Por último, cuando tengas la web lista y funcionando, tendrás que conseguir que otras personas la visiten y que compren tus productos.

Hay distintas formas de llevar tráfico a tu tienda (Facebook Ads, Google AdWords, SEO…), pero en todas ellas hay que hilar muy fino porque si gastas demasiado dinero te comerás el margen de beneficios.

Y es que de nada te sirve vender 500.000€ en productos si luego tus gastos en proveedores y anuncios son de 499.000€.

Como ves, el dropshipping no es un método milagroso para ganar dinero rápido por Internet.

Es un modelo de negocio como cualquier otro, en el que hay que currar duro, aprender de marketing y publicidad, y en el que seguramente no tengas éxito a la primera.

Por eso, ten cuidado con los falsos gurús que alardean de cifras y te lo intentan vender como la panacea universal.

Recursos para hacer dropshipping

Dentro de poco publicaré en mi podcast una entrevista con un amigo que lleva varios años ganándose la vida con el Dropshpping. Mientras tanto, echa un vistazo a estos otros recursos:

  • Proveedores.com. Una base de datos de proveedores en español, algunos de los cuales hacen dropshipping.
  • Cómo vivir de tu tienda online, con Eric Valladares. Entrevista a Eric Valladares, un experto en dropshipping que lleva varios años viviendo de su e-commerce, en la que cuenta lo que debes tener en cuenta para montar y gestionar tu propia tienda online.
  • Training gratuito Ecomkers. Un curso online de 5 vídeos en el que mi amigo Eric Valladares explica cuáles son las claves para crear una tienda online de dropshipping y ganar dinero con ella.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Vivir al Maximo

Compartilo