Cómo ir vestida a una entrevista de trabajo

Cómo ir vestida a una entrevista de trabajo

Es una de las grandes preguntas: ¿cómo ir vestida a una entrevista de trabajo para optimizar las posibilidades de ser escogida para el empleo? Existen diversos condicionantes que se han de tener en cuenta.

Recuerda que, mientras participas en un proceso de selección de personal, todo habla de ti. El especialista en recursos humanos comenzará estudiando tu perfil a través de tu currículum. Pero a continuación, si avanzas durante el citado proceso, es probable que llegues hasta la entrevista personal. Y es ahí cuando tu lenguaje no verbal es tan importante como el verbal.

¿Qué entendemos por lenguaje no verbal? Todo cuanto no dices con el habla, pero te describe. Tus gestos, tu forma de comportarte y de moverte, tus emociones y, por supuesto, tu ropa y tu estilo.

 

Cómo ir vestida a una entrevista de trabajo de forma correcta

Recuerda que personalizamos esta entrada en la entrevista de trabajo. Podrías ir a otros eventos en los que también te pueden entrevistar, como en un programa de televisión, en un evento o acto, etc. No obstante, cada momento tiene su propio código y aquí nos interesa optimizar las oportunidades para conseguir un empleo.

 

Cultura empresarial

Comienza por investigar en profundidad la empresa. En principio, sabrás bastante de ella, pues antes de enviar tu currículum lo habrás personalizado según sus necesidades. No obstante, al conocer sus valores, su misión y su filosofía corporativa, encontrarás información de interés para saber cómo ir vestida a una entrevista con sus responsables de recursos humanos.

Comodidad

Sea como fuere, tan importante es vestir en orden a la cultura de la empresa como que tú te sientas cómoda con la ropa elegida. No optes por prendas con las que te consideres disfrazada o que no eres tú, ya que así transmitirás inseguridad y falta de profesionalidad.

Colores neutros

La mejor forma de vestir para una entrevista de trabajo es apostar por colores neutros. Evitaremos tonos llamativos y demasiado chillones y optaremos principalmente por blancos, azules, negros y grises.

Estilo

Es interesante hablar del estilo al vestir. Por lo general, se recomienda evitar ciertas prendas excesivamente llamativas, como las minifaldas o la ropa demasiado ajustada. De hecho, resulta más provechoso apostar por la manga francesa o larga y evitar siempre el tirante, mucho más informal.

Calzado adecuado

En lo que respecta al calzado, es conveniente evitar las sandalias, las chanclas y los deportivos. Debemos apostar siempre por un zapato cerrado que no se exceda con el tacón.

Complementos

Conviene evitar la recarga. Así pues, no portaremos demasiadas joyas y abalorios. Como mucho, un par de pendientes, un anillo, una pulsera y un colgante. Se recomienda que sean elegantes y combinen bien con la ropa elegida. Es interesante que no llamen la atención.

Si tienes algún tatuaje en zona visible, sería interesante taparlo de manera natural.

Perfume y maquillaje

Optaremos por un maquillaje sencillo que aporte aspecto natural y elegante. No abusaremos de las pinturas, no recargaremos ni exageraremos y, por supuesto, no llamaremos la atención en este sentido.

En otro orden de cosas, se recomienda no pintar las uñas con colores extravagantes ni demasiado llamativos y, en caso de añadir perfume a la ecuación, tampoco será muy cargante ni oloroso. De hecho, es interesante no usarlo o apostar por un agua de colonia fresca o el olor natural de nuestro cuerpo después de una ducha.

Otros detalles a considerar

Existen otros detalles que debemos tener en cuenta:

1. Reloj: no será muy grande ni demasiado ostentoso.

2. Cinturón: se usará si combina con la ropa sin que resalte.

3. Pelo: es necesario un peinado adecuado, sobrio y que no sea llamativo.

5. Bolso: no será demasiado grande, pero sí lo suficiente para que se pueda guardar el currículum y que no se doble. Recuerda usar una carpeta fina para que las hojas no se arruguen.

Ahora que sabes cómo ir vestida a una entrevista de trabajo, pon estos consejos en práctica y ¡mucha suerte!

Compartilo