Cómo crear una rutina de estudios

Cómo crear una rutina de estudios

Considera los siguientes consejos para encontrar una manera sencilla y agradable de estudiar
La manera en que estudias es fundamental si pretendes ser un gran estudiante. Generar un hábito no es sencillo pero es necesario. Para hacerlo toma nota de las 8 indicaciones que acerca la Universidad Panamericana de México.
1. Estudiar siempre en el mismo horario
Acostúmbrate a estudiar siempre a la misma hora y adapta además tus horarios para comer, de este modo tu mente se habituará a estudiar del mismo modo que el cuerpo se adapta a un horario para desayunar, comer o cenar. Asegúrate de no estudiar luego de comer, esa es la hora cuando estás más cansado y es peligroso el funcionamiento intenso del sistema digestivo y la mente.

2. Designa un espacio para estudiar
Del mismo modo que existen lugares específicos para comer o dormir…elige un espacio adecuado únicamente para estudiar. De este modo al entrar allí te mentalizarás enseguida de que es hora de estudiar.

3. Estudia de día
La luz natural es mejor para esta actividad, estudiar de noche es más difícil. Si lo haces, asegúrate de buscar luz indirecta, y que caiga sobre lo que estudias y no en tus ojos.

4. Debes estar cómodo
Hay cierta indumentaria que utilizas solamente en tu casa cuando quieres estar cómodo. Esa es la ropa ideal para estudiar, de ese modo estarás más a gusto y podrás estudiar mejor.

5. No estudies acostado
Quien estudia acostado suele dormirse, ya estás en esa posición por ende si cierras los ojos es probable que te duermas. Además, si te acuestas tu postura para estudiar será incómoda y el exceso de sangre en el cerebro dificulta el aprendizaje. Las malas posiciones al estudiar pueden causar escoliosis (curvatura de la columna).

6. No comas ni bebas mientras estudias
Ya es bastante difícil mantenerse concentrado en el estudio mientras no haces nada más. Si comes o bebes te concentrarás más en ello y no lo suficiente en el estudio.

7. Evita las distracciones
Evita tener papeles o cosas que te distraigan encima de la mesa donde estudias. Remueve todo lo ajeno al estudio porque dificultan la concentración. Asegúrate de tener lo necesario antes de comenzar a estudiar para no tener que levantarte en la mitad de tu sesión para buscar elementos que falten o tener un motivo de distracción. Lee con rapidez, pero siempre tratando de entender.

8. Proponte aprender algo nuevo cada vez que estudies
Al hacer esto tendrás algo a lo que aspirar será más sencillo motivarte y prepara tu humor y ánimo para estudiar. Lee previamente algo sobre el tema, de ese modo sabrás qué esperar y sobre qué aprenderás.

Fuente: Universia

Compartilo