Coderhouse: La apuesta por la educación digital

Coderhouse: La apuesta por la educación digital

Imaginar hoy el mundo sin tecnología resulta ser una misión casi imposible. La digitalización ha permeado desde hace algunos años todas las rutinas cotidianas convirtiéndose en un aliado infaltable en niños y adultos. Trabajar, cocinar, conducir, viajar, hacer ejercicio, conocer personas, desarrollar nuevas habilidades y aprender ahora es mucho más fácil y accesible gracias a los equipos electrónicos.

En lo que respecta al aprendizaje, el desarrollo y la expansión de las nuevas tecnologías de información y comunicación ha generado, en las últimas décadas, nuevas oportunidades, en algunos casos promoviendo modelos mixtos con características de educación presencial y a distancia y en otros, con características virtuales en su totalidad. Un ejemplo a destacar es CoderhouseSe trata de la primera escuela de educación 100% en línea y en vivo en Argentina y una de las primeras en Latinoamérica.

Todo empezó cuando Christian Patiño, aprendiz, emprendedor y apasionado por la educación y el mundo digital, dejó atrás una idea que parecía osada para darle forma a lo que es, hoy en día, Coderhouse. Esa pasión con la que encaran los proyectos hizo que la plataforma pasara de ser una escuela de programación y convertirse en la primera escuela de educación 100% online en vivo de Argentina y en una de las pioneras de la región.

 

Oferta

Entre su oferta Coderhouse dicta un curso UX UI online en vivo, como también de áreas de Marketing Digital, Programación, Producto y Ecommerce, con el propósito de formar a los alumnos para su carrera profesional. Actualmente tiene presencia en Argentina, Chile, Uruguay, Perú y desde el pasado mes de agosto en Colombia, un mercado en el que quieren crecer y aportar desde sus conocimientos por una educación más equitativa y de calidad.

“Juntamos lo mejor de la educación presencial y lo mejor de la educación virtual para crear nuestra metodología que es totalmente digital, desde donde quieras, pero que permite una interacción real e instantánea con los docentes y compañeros”, afirma Tomás Cabiche, Growth Manager de Coder.

Lo que arrancó como una escuela de programación se convirtió en una plataforma completa que ofrece 15 cursos y siete carreras. Además, hay varias ramas tecnológicas con amplia salida laboral y Workshops de todo tipo.

 

La metodología, un secreto del éxito

Christian observa: “Una premisa nuestra siempre fue que, a diferencia de las universidades, nuestros profesores no fueran profesores, sino gente experta que trabaja día a día en empresas tecnológicas y que les gusta enseñar. Esto nos garantiza que están constantemente trabajando en sus áreas, viendo las novedades y pudiéndolas trasladar a los alumnos. Por último, contamos con tutores, que además del profesor, acompañan a los estudiantes a lo largo del curso para todo lo que necesiten”.

Además de esto, los alumnos cuentan con una plataforma a la que tienen acceso de por vida. Allí pueden acceder al contenido de los cursos, videos exclusivos y muchos servicios más. También es posible poner puntaje a todas las clases. “Nosotros evaluamos eso constantemente y nos ayuda a mejorar cada punto que los alumnos nos sugieren”, aclara Tomás.

En Coder están tan seguros de la metodología y calidad de los cursos, que ofrecen la posibilidad de que el alumno tenga dos clases de prueba y, en el caso de que no sea lo esperado, se devuelve el 100% del valor de la carrera sin preguntas. Pues sus fundadores son conscientes de que la inversión en educación debe ser una decisión segura y consciente, con la que el alumno se sienta cómodo y satisfecho con lo que va a recibir.

 

¿Por qué elegir Coderhouse?

El foco de la plataforma educativa siempre estuvo centrado en los alumnos. Es por eso que desde Coderhouse acercan proyectos freelance a aquellos estudiantes que se destaquen. “Buscamos beneficiar a nuestros mejores alumnos ofreciéndoles proyectos pagos, para que además de aprender y poner en práctica sus nuevas habilidades, ganen dinero. El 10% de cada curso obtiene este beneficio y muchos otros, como descuentos, acceso a eventos exclusivos, etcétera”, informa Christian.

Al tiempo que agrega que “Lo invertido en Coderhouse se recupera rápidamente con la experiencia laboral luego de haber completado el curso. Les ofrecemos a nuestros alumnos acceso a la bolsa laboral donde muchas empresas, de distintos rubros, comparten sus búsquedas laborales. Por otra parte, premiamos a nuestros mejores alumnos ofreciéndoles proyectos freelance pagos, y también contamos con el servicio pago de Trabajo Asegurado, donde nos comprometemos a conseguirle trabajo en un plazo de tres meses a las personas que adquieren este servicio”.

Pero eso no es todo. Siguiendo con la misma línea de retribuir el esfuerzo, Coder ofrece cursos y carreras a un precio accesible a cambio de que los alumnos se comprometan con el estudio. “Es obligatorio cumplir con dos requisitos: asistir al 85% de las clases en vivo y entregar todos los desafíos en tiempo y forma”, subraya Tomás.”

Por otra parte, una de las cosas que más valoran los alumnos es la posibilidad de desarrollar sus propios proyectos finales sobre una empresa, ya sea real o inventada. En ese proyecto, los estudiantes podrán poner en práctica todos los conocimientos aprendidos. Por ejemplo, en el caso del curso ux ui online se crea una app desde cero hasta hacerla 100% funcional y animada. O en el curso Community Manager, donde se crea un plan de marketing completo en redes sociales con una estrategia de contenidos.

Igualmente, una vez que los alumnos son parte de la comunidad, acceden a más beneficios como:

· Bolsa laboral: donde más de 100 empresas publican búsquedas todos los días.

· Servicios de carrera: creación del currículum, entrevistas piloto, marca personal, y muchos otros.

· Personalización: cuando se ingresa en Coder es posible elegir qué perfil tener, ya sea emprendedor, freelance o profesional. Según lo que se seleccione, se podrá obtener mucho contenido y servicios exclusivos para seguir creciendo profesionalmente.

· Membresía: todos los meses es posible ingresar a workshops, contenido exclusivo, eventos, webinars y mucho más.

Un plus adicional es que en Coderhouse cada alumno tiene asignado un tutor que lo acompañará 24/7 en su proceso de aprendizaje. Lo ayudará a resolver todas sus dudas, en la elaboración y corrección de sus desafíos y a lograr sus objetivos a lo largo de la cursada. Todo esto, sumado a las múltiples posibilidades de pago que incluyen: PSE, Efecty, Vía Baloto, tarjeta de débito, tarjeta de crédito, transferencia y depósito bancario.

 

 

Fuente: El Espectador

Compartilo